Ir al contenido principal

Diario Esférico: 18 mayo 2016

Albert Rivera quiere emular a Felipe González y se marcha a Venezuela a fustigar chavistas, todo después de haber reivindicado a Suárez, en esa carrera que están teniendo los líderes del tripartito anticomunista que se está conformando en España. Lo que no sé, y mira que me lo pregunto, qué parte de Suárez reivindica, ¿quizá la pose de chico bien? Porque, desde luego, el espíritu de concordia que tenía el expresidente, por el que fue capaz de reconciliar a tantas partes irreconciliables, ese no parece que lo tenga. Así que, ya se pueden ir preparando los venezolanos, que llega una acelerarte del incendio político que asola el país. Aunque los de PODEMOS que tengan cuidado, porque seguro que viene con información fehaciente de la financiación de chavista de los morados. Inda se debe estar frotando las manos.
La  santa ignorancia del ministro del Interior, laureador policial de Vírgenes, vuelva reactivar la pitada que seguro se le va a dar el himno nacional en la final de la Copa del Rey (copa de España en la República), al prohibir la “estelada” ¿Todavía seguimos haciendo campaña a costa de la presunta independencia de Cataluña?. Yo digo, si no sería mejor que cada uno pite lo que quiera y santaspascuas, a jugar al fútbol. Y de paso, nos creeríamos que la libertad de expresión en España, está por encima de cualquier país caribeño.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Castellòn, la muerte del cine

                                                                                              Foto: Kusonoki Masashige Publicado en Levante de Castellón el 21 de abril de 2017 Hace unos años, no tantos, podías quedar una tarde en Castellón con los amigos, picar alguna cosa o tomarte un café e ir a ver una película de cine, tranquilamente, dando un paseo. Era muy fácil, pues en la ciudad había varias salas que te permitían acercarte a uno u otra sin necesidad de coger el coche, en función de la película que quisieras ver. En realidad, ir al cine era un acto social, una quedada con los amigos, un encuentro con la cultura o una actividad onanística, culturalmente hablando, si uno iba solo.                 Las salas de cine humanizaban la ciudad, porque eran lugar de encuentro de mucha gente que iba con un objetivo común: ver una película, sin interferencias consumistas. Gente que encontraba un momento de tranquilidad en el acto de acercarse a la sala, sentarse en la butaca y disfrutar o no …

Diario esférico 23.11.2016

No voy a entrar en la trayectoria política de Rita Barberá, ni en sus cuitas con la justicia; de eso no es ahora el momento de hablar. Tiempo habrá. Hoy es el día de las condolecías a familiares, amigos y compañeros, y las muestras de pesar por la muerte de una persona pública con sólo 68 años. Nadie debe morirse tan joven. Pero no me gustan los minutos de silencio impostados. Los que se hacen para quedar bien ante la galería, o para tapar miserias propias y ajenas. Y sobre todo, cuando están fuera de lugar. Por eso no entiendo el minuto de silencio de hoy en el Congreso  de los Diputados. Puedo entenderlo en el Senado, Rita Barberá era senadora, y que sus compañeros institucionales le rindan un pequeño homenaje por su inesperada muerte, es comprensible. Que el Ayuntamiento de Valencia dicte tres días de luto, lo veo razonable por tratarse de una exalcaldesa, que recientemente abandonó el cargo después de veinticuatro años. ¿Pero que guarde un minuto de silencio el Congreso? ¿Cuál es e…

Cuando la ciencia se hizo ficción

Artículo publicado en la revista Octubre, de la Universidad Jaume I de Castellón, en octubre de 2015