Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2012

La noche en que Frankenstein leyó El Quijote

De José Manuel González de la Cuesta
En la primavera de 1815 el volcán Tambora, situado en la isla de Java, despertó y su erupción provocó una de las mayores catástrofes naturales del milenio, lanzando a la atmósfera millones de toneladas de ceniza que ensombrecieron la tierra y provocaron una bajada importante de la temperatura media en el planeta. Por 1816 fue en Europa “el año sin verano”, tal como lo calificó la prensa de la época, con grandes lluvias y frío impropio para la estación; sirva como ejemplo que en Madrid la temperatura media de los meses de Julio y Agosto no sobrepasó los 15º C. Pero nada de esto sabían los amigos de Lord Byron: Mary Shelley, su esposo Percy Shelley,  y John W. Polidori, entre otros, cuando estaban pasando unos días de principios de verano de 1816 en la Villa Diodati, junto al lago Ginebra, y unas fuertes tormentas les impidieron salir de la villa, por lo que pudieron dedicar mucho tiempo a hablar, jugar y crear literatura.  Una de esas noches al calor …

indignHADAS X

De José Manuel González de la Cuesta
Ellas tienen la palabra, la voz que van desgranando verso a verso, para dejarse oír en esta sociedad de mensajes huecos y sentimientos prefabricados. Son mujeres que han salido del anonimato impuesto por religiones y el poder masculino, ese que se resiste a tener que compartir la palabra con el sexo opuesto ¿Opuesto? Quizá sea este el mensaje tras  siglos de testosterona machista, el de que las mujeres son tan diferentes, tan opuestas a los hombres, que es imposible que puedan de hacer otra cosa que no sea la sumisión y la reproducción. Hay otros mensajes cargados de modernidad postindustrial, de igualdad ante la Ley; mensajes de todos somos iguales y por tanto hay que comportarse de la misma manera, lo que avoca a muchas mujeres a un esfuerzo ímprobo para hacerse un hueco en una sociedad de códigos masculinos. Un mensaje de falsa igualdad, que en realidad es una trampa para demostrar que las mujeres no valen lo que se les exige, salvo que renuncien…

La caída de los gigantes

De José Manuel González de la Cuesta
La carrera literaria de Ken Follett es un maratón que va ligado a su experiencia vital y a un modo de entender la vida, en la que siempre es posible que los débiles prosperen, en una interminable lucha de clases, que si no va a cambiar el orden social, si supone un avance hacia un mundo mejor y de mayores oportunidades para quienes están excluidos del control del poder. Su obra, por lo menos la que yo he leído, refleja un mundo en permanente tensión entre los poderosos y el resto de la sociedad, ya sea en la Edad Media o en el siglo XX.
En “Los Pilares de la Tierra” (Plaza&Janes 1991) ya se puede percibir esta tensión en el conflicto existente entre la nobleza, la iglesia, los campesinos y una incipiente burguesía urbana que se empieza a organizar como fuerza social. El mismo esquema se reproduce en “En mundo sin fin” (Plaza&Janés 2007), dos novelas con una literatura fácil de leer, bien estructurada y sobre todo que es capaz de cumplir un pa…

El cementerio de Praga

En 1980 Umberto Eco, publicó “El nombre de la Rosa”, una novela esencial, de varias lecturas, como escribió el historiador Manuel Tuñón de Lara, que marcó la literatura de los años posteriores, elevando la novela histórica a las más altas cotas literarias. Vinieron después años de obras fallidas, muy alejadas de aquella primara novela; las leídas por quien esto escribe: “El péndulo de Foucault” y “La isla del día de antes”, bastante soporíferas. Ahora vuelve a la carga con otra novela “El cementerio de Praga”, y como quien tuvo retuvo, vuelve a reencontrarse con la buena literatura, salvando las distancias con •El nombre de la Rosa”. Pero esta es una novela de lectura difícil, tanto que el propio autor ha tenido que publicar un cuadro al final, con aclaración incluida, que sirva de guía para la lectura. Las idas y venidas en el tiempo, y la confusión que, a veces nos hacemos entre algunos personajes, no quita para encontrarnos ante una buena narración, que nos relata cómo la historia …

Entrevista con la poeta Amelia Díaz Benlliure

Vivir con la poesía como compañera, en los tiempos de abandono espiritual y optimización del beneficio que corren, es un acto de fe que sólo determinadas personas,  ungidas por el dedo de la sabiduría ancestral de las palabras, son capaces de hacer.  Si además el poeta, en este caso, la poeta tiene formación matemática, la vocación de la poesía le tiene que venir de muy alto y ser muy valiente. Todos estos ingredientes hacen de Amelia Díaz Benlliure, poeta castellonense de poemas universales, una mujer tocada por el Olympo de la poesía, para contarnos lo que sucede a nuestro alrededor con palabras hermosas y hacernos partícipes de sus sentimientos, tan primarios y necesarios como el amor, la libertad o el deseo, a través de versos que tienen la magia de hacernos cómplices de su poesía. Pero además, el lado valiente de Amelia, la parte lógica y racional de su cerebro han conseguido que su pasión por la literatura encuentre un camino profesional, a través de su editorial Urania Edicione…

El abuelo que saltó por la ventana y se largó

A nadie se le puede ocurrir que las aventuras de un centenario puedan ser tan divertidas. A nadie menos a Jonas Jonasson, escritor sueco que con su primera novela nos libera del estereotipo de literatura policíaca e intriga en el que han caído los países nórdicos en los últimos tiempos, para contarnos, mejor dicho escribir, una novela delirante que se mofa de la sobredosis de novela negra que inunda las librerías, al igual que lo hizo Cervantes al escribir El Quijote, riéndose del los libros de caballerías, tan en boga en su época. “El abuelo que saltó por la ventana y se largó”, es ciertamente eso, una sátira del género negro que sitúa en el centro del relato a un centenario, Allan Karlsson, que se escapa de la residencia donde vive minutos antes de empezar la celebración de su fiesta de cumplesiglo, para vivir una aventura con un grupo de amigos que van surgiendo por el camino no menos desequilibrados que él, con muertos, persecuciones e investigación policial, que nos arranca más de…

Revista Azharanía nº 2. Pura poesía.

De José Manuel González de la Cuesta
El nº 2 de la revista de poesía Azharanía acaba de salir a la calle, con un buen número de poemas que recoge, fuera de las bambalinas de las granes tendencias editoriales, lo que se está escribiendo en la poesía actual de nuestro país. Esa es la gracia de esta revista, mostrarnos el trabajo de poetas y poetisas de lugares tan distantes como Vigo o Murcia, para darnos una idea de cómo se está viviendo en el mundo poético este tiempo de crisis que nos ha tocado sufrir. La apuesta por la palabra como un grito ante el mal, como el mismo Colectivo El almadar, ámbito de poetas donde se cuece esta revista, nos hace llegar en la contraportada, es la metáfora de una lucha por sobrevivir haciendo de la poesía un espacio de libertad que permita gritar sin tapujos, con la fuerza que le da al poeta ser un alquimista de sentimientos, palabras y belleza. La revista tiene una edición muy cuidada y original, trabajada por Urania Ediciones, y sólo cabe expresar el …

22.11.63

De José Manuel González de la Cuesta
Los no aficionados a la literatura que se encuentra en la frontera entre lo paranormal y el terror, estamos de enhorabuena al poder disfrutar de una gran novela, de uno de los escritores más prolíficos e interesantes de la literatura estadounidense. Se trata de Stephen King, ganador del premio National Book Award en 2003, por su contribución a las letras norteamericanas, y autor entre otras muchas de novelas que posteriormente fueron a la gran pantalla, como: “Carrie” y “El resplandor”, que tanto pavor nos produjeron en su momento. Ahora Stephen King cambia de registro, aunque no del todo, con la edición de su novela “22.11.63”, ofreciéndonos un magistral relato de cómo era la sociedad americana entre 1958 y 1963, esa época maravillosa en la que el mundo occidental, con EE.UU. a la cabeza creyó que podía conquistar el futuro, hasta que el 22 de Noviembre de 1963, se produce un acontecimiento que iba a suponer el fin de la inocencia, devolviendo al…

Los peces no cierran los ojos

De José Manuel González de la Cuesta
Las referencias que podemos encontrar en el mundo de la literatura al tránsito de la pubertad, en busca de un lugar bajo el sol de los adultos, son muchas. Es un  tema recurrente que interesa a los escritores, quizá porque  los recuerdos de esa época maravillosa se van difuminando con el tiempo y rememorarlos es un ejercicio de identidad, de reencuentro con la etapa más intensa y apasionada de nuestra formación como personas. No olvidar la adolescencia es descubrir la raíz más íntima de todo lo que hemos vivido después, y nos posibilita para comprender  los problemas de las nuevas generaciones de adolescentes.                 ¿Quién no se ha sentido trémulo con la exuberancia sensual de la adolescente “Lolita”, la novela de Vladimir Navokov, más tarde llevada al cine? ¿O con “El verano del 42”, novela también llevada al cine, del escritorRaucher Herman, y las calenturas amorosas del adolescente Hermei por su vecina, ya adulta, Dorothy? Son muchas las…

Poema de Amelia Diaz Benlliure

No sé qué ocurre.
Han apagado la luz de las farolas.
Duermo con las ventanas abiertas
pero no se oyen canciones.
La casa se ha llenado del hedor
inconfundible de la tristeza
y, no sé que ocurre, pero
me cansan las palabras
que antes florecían y colgaban
como geranios en mi balcón.

No sé que ocurre.
Creo que quieren robarnos otro verano.
Que crezcan las arrugas
y los pechos declinen lacios
sin acordes de dedos que orquesten
el baile de los pájaros en su miel.
Y, no sé qué ocurre, pero
sin palabras y sin música yo perezco
en las orillas cenagosas

Tiempo de Valientes

De José Manuel González de la Cuesta
Lo primero que se tiene que preguntar uno de una novela que va comentar, es si merece la pena leerla. Si no es así, mejor que nos olvidemos de ella, para ahorrarnos “grandes obras de la literatura” que resultan insufribles de leer para la mayoría de los mortales. Si, por el contrario, creemos que la novela va a agradar con su lectura, entonces hay que recomendarla, y todo lo demás serán artificios literarios, con mayor o menor acierto, que tratarán de convencernos para que vayamos a la librería y compremos un ejemplar. Como la novela de Basilio Trilles: “Tiempo de Valientes” es una obra recomendable, vamos a hacer un poco de fuegos artificiales, para que usted la lea.                 En un país donde las envidias están a la orden del día, resulta difícil poder leer obras en las que se nos relata la vida, o parte de ella, de un escritor, contada por otro escritor. Porque esto es lo que hace Basilio Trilles, novelar lo que no deja de tener un alicient…