Ir al contenido principal

Diario esférico. 20 marzo 2017

                                                                                                     Imagen: Autor desconocido

La intolerancia sigue avanzado casi manu militari. Los nuevos mesías del mundo, que han pasado de redimir nuestros pecados políticos a salvarnos de los vicios contranatura que tenemos. Quiero decir, contra la naturaleza, tal como ellos la entienden. Pobres pecadores, los que no estamos tan iluminados por la verdad hasta convertir nuestra vida en una cruzada, quién sabe si acompañada de modernos cilicios.
Un restaurante vegano, es decir, vegetariano, pero en hooligan , situado en Tarragona, prohíbe a las mamás dar biberones de leche de vaca a sus bebés. No les debe parecer saludable en su mundo de comida sana y libre de sospecha criminal. El caso es que, en un  alarde de tolerancia, dicen que  no les importa que las mamás alimenten como quieran a su bebés fuera del restaurante, pero dentro ¡Válgame Dios!... no se puede consentir que se contamine un recinto tan sagrado. No sabemos si la mamá se saca la teta y da de mamar al niño o la niña, también les parecerá una ofensa para sus creencias culinarias, o lo verán con esa ternura que les despiertan las cosas naturales. Como si la mujer, con todos mis respetos, no sea un mamífero igual que la vaca. ¿Y si la lecha materna ve en un biberón, para que pueda dar el padre de comer a su vástago, y la mamá se distraiga un ratito? ¿Qué harían en este caso? Todo un dilema, porque según los dueños, en su restaurante no se puede entrar comida de origen animal.
Pero lo mejor son las razones de los dueños, las que les llevan a pensar que sólo ellos tienen la verdad de la existencia, quizá por alguna suerte revelación divina. Tras acusar a las del biberón de ser ladronas de las leche de los terneros, se justifican con el reservado el derecho de admisión, pero en plan guay: “Entendemos este negocio como una forma de vida; hacer excepciones es no tener ninguna norma, lo que lleva a no tener valores”. Cualquier secta no lo habría definido mejor. Sus valores veganos son tan altos que no cabe la excepción. Revelación de los dioses.
¡Ah! Por si no le saben, las plantas son seres vivos, a las que también se les quita la vida para que podamos comérnoslas. Acabaremos comiendo todos alpiste, si no consideran que le estamos quitando la comida a los canarios.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Castellòn, la muerte del cine

                                                                                              Foto: Kusonoki Masashige Publicado en Levante de Castellón el 21 de abril de 2017 Hace unos años, no tantos, podías quedar una tarde en Castellón con los amigos, picar alguna cosa o tomarte un café e ir a ver una película de cine, tranquilamente, dando un paseo. Era muy fácil, pues en la ciudad había varias salas que te permitían acercarte a uno u otra sin necesidad de coger el coche, en función de la película que quisieras ver. En realidad, ir al cine era un acto social, una quedada con los amigos, un encuentro con la cultura o una actividad onanística, culturalmente hablando, si uno iba solo.                 Las salas de cine humanizaban la ciudad, porque eran lugar de encuentro de mucha gente que iba con un objetivo común: ver una película, sin interferencias consumistas. Gente que encontraba un momento de tranquilidad en el acto de acercarse a la sala, sentarse en la butaca y disfrutar o no …

Diario esférico 23.11.2016

No voy a entrar en la trayectoria política de Rita Barberá, ni en sus cuitas con la justicia; de eso no es ahora el momento de hablar. Tiempo habrá. Hoy es el día de las condolecías a familiares, amigos y compañeros, y las muestras de pesar por la muerte de una persona pública con sólo 68 años. Nadie debe morirse tan joven. Pero no me gustan los minutos de silencio impostados. Los que se hacen para quedar bien ante la galería, o para tapar miserias propias y ajenas. Y sobre todo, cuando están fuera de lugar. Por eso no entiendo el minuto de silencio de hoy en el Congreso  de los Diputados. Puedo entenderlo en el Senado, Rita Barberá era senadora, y que sus compañeros institucionales le rindan un pequeño homenaje por su inesperada muerte, es comprensible. Que el Ayuntamiento de Valencia dicte tres días de luto, lo veo razonable por tratarse de una exalcaldesa, que recientemente abandonó el cargo después de veinticuatro años. ¿Pero que guarde un minuto de silencio el Congreso? ¿Cuál es e…

Entrevista a Lidón Sancho

El arte contemporáneo es un termómetro de la sociedad, de cómo está funcionando la manera que tenemos de gestionar las emociones”.Lidón Sancho Ribés, es especialista en educación artística y doctora de Arte Contemporáneo por la Universidad Jaume I de Castellón, además desarrolla una importante labor como comisaria de exposiciones. Podríamos decir, sin temor a equivocarnos, que se mueve empujada por una pasión: enseñar a comprender el arte, porque en ese conocimiento está su fuerza liberadora y trasformadora de la sociedad y de las personas que la forman. Educadora artística y comisaria de exposiciones, son las dos actividades que forman el eje central de su vida profesional. Acaba de publicar un libro titulado: “Regina José Galindo: la performance como arma” (UJI. Servicio de Publicaciones., 2017), como reivindicación de una artista que tiene en la performance un instrumento de denuncia social, que trata de remover nuestras conciencias.
Quedamos a charlar en la terraza de una cafeter…