Ir al contenido principal

Diario esférico. 26 abril 2017. Los Pujol, la excusa perfecta



La familia Pujol se ha beneficiado, durante décadas, del pacto que hizo, en nombre de Cataluña, con el Estado, por el cual ellos y su Partido CIU podían robar todo lo que quisieran, mientras metieran en el cajón de las utopías la independencia de Cataluña. Y robar, han robado y mucho, tanto que puede acabar todo el clan en la cárcel. Su problema viene cuando se dejan llevar por la veleidades independentistas y el centralismo español, tan franquista él, les pasa la factura por si osadía, y empieza a caerles todo el peso de la Ley que hasta entonces les había permitido espoliar las arcas públicas catalanas y españolas.
Pero ahora, al nacionalismo corrupto español les viene estupendamente la familia Pujol. No porque se haga justicia con tanto ladrón de cuello blanco, que a fin de cuentas sería como darse latigazos en sus propias espaldas, sino porque, que se han convertido en la excusa perfecta para desviar la atención cada vez que salta un caso de corrupción en la calle Génova. Qué curioso, que justo cuando los escándalos de corrupción del PP y sus santos barones echados el monte de Suiza, está copando todos los medios de comunicación, empiecen a encarcelar a los Pujol, para alivio de tertulianos derechones que ya tienen de qué hablar sin tener que mirar al techo, para no acusar a la mano que les da de comer.
Una última cosa. ¿Por qué a los Pujol se le acusa de organización criminal y a los corruptos madrileños, con Ignacio González a la cabeza, no? ¿Qué diferencia hay entre robar en Cataluña como una mafia y hacerlo en Madrid como otra mafia? ¿Estaremos ante una pelea de mafiosos, o es cierto que desde la calle Génova se dictan órdenes para torcer la justicia a su favor?
Otrosí. ¿Por qué la oposición, que tiene mayoría en el Congreso no pide ya la reprobación de los ministros de Justicia, Interior y Hacienda, salpicados, de una manera y otra, por ser consentidores de los corruptos, y la facilitan a Rajoy la remodelación de gobierno que no se atreve a hacer?  



Comentarios

Entradas populares de este blog

Castellòn, la muerte del cine

                                                                                              Foto: Kusonoki Masashige Publicado en Levante de Castellón el 21 de abril de 2017 Hace unos años, no tantos, podías quedar una tarde en Castellón con los amigos, picar alguna cosa o tomarte un café e ir a ver una película de cine, tranquilamente, dando un paseo. Era muy fácil, pues en la ciudad había varias salas que te permitían acercarte a uno u otra sin necesidad de coger el coche, en función de la película que quisieras ver. En realidad, ir al cine era un acto social, una quedada con los amigos, un encuentro con la cultura o una actividad onanística, culturalmente hablando, si uno iba solo.                 Las salas de cine humanizaban la ciudad, porque eran lugar de encuentro de mucha gente que iba con un objetivo común: ver una película, sin interferencias consumistas. Gente que encontraba un momento de tranquilidad en el acto de acercarse a la sala, sentarse en la butaca y disfrutar o no …

Diario esférico 23.11.2016

No voy a entrar en la trayectoria política de Rita Barberá, ni en sus cuitas con la justicia; de eso no es ahora el momento de hablar. Tiempo habrá. Hoy es el día de las condolecías a familiares, amigos y compañeros, y las muestras de pesar por la muerte de una persona pública con sólo 68 años. Nadie debe morirse tan joven. Pero no me gustan los minutos de silencio impostados. Los que se hacen para quedar bien ante la galería, o para tapar miserias propias y ajenas. Y sobre todo, cuando están fuera de lugar. Por eso no entiendo el minuto de silencio de hoy en el Congreso  de los Diputados. Puedo entenderlo en el Senado, Rita Barberá era senadora, y que sus compañeros institucionales le rindan un pequeño homenaje por su inesperada muerte, es comprensible. Que el Ayuntamiento de Valencia dicte tres días de luto, lo veo razonable por tratarse de una exalcaldesa, que recientemente abandonó el cargo después de veinticuatro años. ¿Pero que guarde un minuto de silencio el Congreso? ¿Cuál es e…

Entrevista a Lidón Sancho

El arte contemporáneo es un termómetro de la sociedad, de cómo está funcionando la manera que tenemos de gestionar las emociones”.Lidón Sancho Ribés, es especialista en educación artística y doctora de Arte Contemporáneo por la Universidad Jaume I de Castellón, además desarrolla una importante labor como comisaria de exposiciones. Podríamos decir, sin temor a equivocarnos, que se mueve empujada por una pasión: enseñar a comprender el arte, porque en ese conocimiento está su fuerza liberadora y trasformadora de la sociedad y de las personas que la forman. Educadora artística y comisaria de exposiciones, son las dos actividades que forman el eje central de su vida profesional. Acaba de publicar un libro titulado: “Regina José Galindo: la performance como arma” (UJI. Servicio de Publicaciones., 2017), como reivindicación de una artista que tiene en la performance un instrumento de denuncia social, que trata de remover nuestras conciencias.
Quedamos a charlar en la terraza de una cafeter…